Caldo helado con manzanas Pink Lady® & nectarinas, a la verbena

Entrantes
0 vote | wwp-vote
1
Dificultad
4
Personas
30min
Preparación
25min
Cocción

Con este caldo refrescante, ¡entramos en el verano con una tonalidad ligera y afrutada! Medias lunas finas de manzana Pink Lady® con la carne firme y delicada se combinan con el zumo perfumado con verbena fresca y limón. La manzana Pink Lady® con notas de cítricos y de vainilla, mezclada con el agradable sabor dulce y perfumado de la nectarina blanca, crea un dúo de lo más logrado. La verbena en infusión suelta un buqué verde y limón que sublima la manzana y sus notas herbáceas. Este es un maridaje que realzado con unos cuantos pistachos caramelizados, dará por fin un resultado muy gourmet. Para más información

Para el caldo:

Ingredientes

  • 2 manzana Pink Lady®
  • 200 ml de agua
  • 500 ml
  • 1 media
  • 1 nectarina blanca
  • 1 rama de verbena fresca

Preparación

  1. Retirar el corazón de las manzanas Pink Lady®. Cortar las manzanas y la nectarina en dos y la fruta en finas láminas. Rociar con un chorro de zumo de limón y reservar al fresco.
  2. Calentar el agua, el zumo de manzana, la vaina de vainilla partida en dos y el zumo de medio limón. En cuanto echa a hervir, retirar del fuego, colocar una rama de verbena y dejar en infusión 20 minutos. Dejar enfriar.
  3. Verter el zumo perfumado con vainilla y verbena enfriado encima de los trozos de fruta, y dejar marinar 30 minutos mínimo.

Para la presentación:

Ingredientes

  • 1 cuarto limón
  • 10 g de azúcar
  • 20 g de pistachos
  • 1 rama de verbena fresca

Preparación

  1. Poner el azúcar en una sartén, añadir los pistachos, y mezclar para dejar caramelizar 2 minutos. Cuando el azúcar se vuelve líquido, mezclar para untar los pistachos.
  2. Con una pinza pequeña, cortar la pulpa de limón delicadamente.
  3. Repartir el caldo en 4 platos hondos. Salpicar con algunos pistachos caramelizados, una rama de verbena fresca y la pulpa de limón. ¡Disfrutarlos de inmediato!


El truco Pink Lady®

¡Puede sustituir la verbena por salvia, piña o tomillo limonero! Para recoger de forma todavía más fácil la pulpa del limón, retirar la piel y colocar el limón en el congelador. ¡Con un golpe con el rodillo de cocina, los filamentos de pulpa se despegarán solos!

Dese de alta
a la newsletter Pink Lady®