EL CORAZÓN DE PINK LADY® LATE POR LAS ABEJAS

La importancia de la polinización

Los polinizadores, y en particular la abeja, son indispensables para fecundar las flores del manzano y transformarlas en fruta: ¡sin ellas, no hay manzanas!

¡La polinización es un elemento clave para obtener una cosecha en cantidad, pero sobre todo de calidad! En primavera, durante unos días, los productores de Pink Lady® introducen colmenas en su campo, para que miles de libadoras cumplan su misión.



Productores y apicultores, trabajan juntos

Para asegurar una buena polinización, los productores de Pink Lady® trabajan en estrecha colaboración con apicultores profesionales.

Nada se deja al azar: ante todo se deben respetar los ciclos naturales, tener en cuenta los datos meteorológicos y, sobre todo, comprender las especificidades de la variedad. La floración de la Pink Lady® es la más precoz cuando, paradójicamente, es una de las cosechas más tardías.


El éxito de esta colaboración, consiste por un lado en el buen desarrollo de la colmena por el apicultor, y del otro, en respetar las necesidades del productor.

Juntos, deciden las condiciones óptimas para favorecer el trabajo de la abeja. La exposición de las colmenas, por ejemplo, es primordial. Siempre se colocan protegidas de los vientos dominantes, con exposición al sol levante, para que en cuanto aparezcan los primeros rayos de sol, las abejas empiecen a activarse y salgan a polinizar las flores.

El proyecto Bee Pink

La asociación Pink Lady® Europe, en colaboración con expertos del mundo agrícola y apicultores, ha creado el programa Bee Pink para difundir las buenas prácticas arborícolas, con el objetivo de proteger las abejas.

Fruto de un trabajo riguroso de investigación compartida, Bee Pink es un programa de formación destinado a todos los productores. Incluye jornadas de encuentros y de sensibilización con los apicultores, así como la creación y la difusión de una guía técnica que combina conocimientos técnicos, recordatorio de la normativa y consejos prácticos.

Los puntos clave para preservar las abejas en el campo

  1. El éxito de su polinización : la presencia de abejas domésticas y salvajes influye favorablemente en el peso, la forma, el número de pepitas, en una palabra: “¡En la calidad global de la fruta! Por ello, nuestros productores de Pink Lady® instalan colmenas en los campos, en primavera.
  2. Proporcionar cobijo y alimento : ¡las abejas consumen entre 20 y 50 kg de polen al año! Así mismo, La plantación de vallas y la presencia de baldíos alrededor del campo, representan extraordinarias zonas de alimentación y hábitat para las abejas y sus amigos libadores.
  3. Crear puntos de agua y preservar su calidad : una colonia de abejas necesita 8 litros de agua a la semana en los picos de actividad. ¡Preservar un punto de agua como una charca cerca del campo permite limitar su desplazamiento y dejarles más tiempo para libar!Sin olvidar colocar un soporte, para que no se ahoguen.
  4. Respetar la vida de las abejas todo el año : muy presentes en la floración, las abejas y en particular las especies salvajes, también están en los campos el resto del año, ¡tanto de día como de noche! De este modo, los métodos de producción responsable permiten preservarlas en el día a día.


Dese de alta
a la newsletter Pink Lady®